Canario Rizado del Sur

Canario rizado del sur

Canario Rizado del Sur

A la hora de elegir un ave que cuidar es normal tener algunas dudas sobre cuál podría ser mejor. Pero, en este caso, no vas a titubear en ningún momento a la hora de tomar tu decisión, porque no hay nada mejor que tener un canario rizado del sur en tu casa.

¿De dónde es esta especie?

Surgió en Francia durante el siglo XIX a través del cruce del canario rizado del norte y los canarios bossu belgas. Esto ha hecho que algunos ejemplares tengan bastante corpulencia, ya que también se ha cruzado con el canario melado de Tenerife o el canario giboso español.

Es un tipo de canario que está destinado especialmente a la exposición, pero también puede ser un ave doméstica perfecta para los que buscan un canario que sea diferente del resto.

Su aspecto físico, ¿cómo es?

Lo cierto es que a mera vista un ojo inexperto podría acabar confundiéndolo con el canario rizado del norte Pero lo cierto es que hay un par de diferencias. La primera es que este, cuando está posado sobre una percha, esta en forma de siete y el jabot también es bastante diferente. Cuando está posado, no hay nadie que no se percate de cuan elegante resulta gracias a la gran cantidad de plumas que tiene. La postura en siete la adopta debido a su particular sistema nervioso. En estado de reposo se agarra con una pata a un barrote y el cuerpo inclinado hacía atrás.

Es de un tamaño medio dentro de la familia de los canarios, ya que tiene una altura de unos 17 centímetros más o menos. No presenta dimorfismo sexual, por lo que resulta bastante difícil diferenciar a la hembra del macho sin tener una prueba de ADN.

Su plumaje abundante es sedoso al contacto y suele estar más presente en el cuerpo, cuello, espalda y cerca de las patas. Cuánto más abundante sea, mejor para esta ave a la hora de presentarla a una exposición con otras aves de competición. Eso sí, tiene que destacar por su colorido, el cuál puede ser uniforme o manchado. Se admiten todos los colores, incluyendo la variedad roja.

Es una especie que tiene un carácter mimoso y cariñoso, por lo que es muy buena tanto con seres humanos como con otras aves. Quizás el mayor problema es que es un ave que está desapareciendo, por lo que son pocos los ejemplares que se comercializan para su venta doméstica.

¿No la puedo tener como mascota?

Aunque hace ya un par de años que se dice que esta especie está cada vez más mermada, lo cierto es que no existe ninguna prohibición para tenerla como mascota. Si que es cierto que, especialmente, se comercializa entre criadores con el fin de lograr la preservación de la raza, ya que para muchos es una de las aves más hermosas que hay en el mercado.

De destinarla a ser un ave de exposición, hay que tener bien claro que va a precisar de unos cuidados muy especiales, ya que su plumaje es muy difícil de cuidar para que luzca hermoso. Precisará de una buena alimentación, con las mejores semillas, y de piezas de fruta y verdura para recibir vitaminas. Nunca está de más que en el agua de vez en cuando le pongas algún complejo vitamínico.

Su reproducción no es que sea bastante complicada, ni tampoco el cuidado de sus crías, pero van a requerir una jaula grande y de una buena alimentación, además de un nido de madera grande. Cuando las crías nazcan, al pasar unos 2 meses será el momento que las separes de sus padres para que estén en un módulo aparte.

amp