Talegalo de Nicobar

Talegalo de Nicobar

Talegalo de Nicobar

Muchas especies no son investigadas porque hay pocos ejemplares. No obstante, esto no siempre ha sido por culpa del ser humano. En el caso del Talegalo de Nicobar, se ha ido reduciendo por fenómenos naturales.

¿Cuál es su hábitat?

Esta especie recibe el nombre de megapodius nicobariensis y es una especie de la familia megapodiidae, en el género de los talégalos que habita en algunas de las islas de Nicobar, en la India.

Esta especie se encuentra exclusivamente en las islas de Nicobar, y desde el 2004 se encuentra en la situación de vulnerable, pues se cree que el tsunami que hubo ese mismo año pudo aniquilar la población en algunas islas y reducirlo en otras.

¿Qué aspecto tiene el Talegalo de Nicobar?

Es una especie de tamaño medio que mide entre 33-35 cm. No presenta dimorfismo sexual, por lo que la única forma de diferenciar al macho de la hembra es a través del tamaño. Generalmente, estas son un poco más pequeñas que el macho.

Su plumaje es de color pardo y cuenta con una cola. Como el resto de miembros de la familia de los megapodius, tiene unos pies muy grandes que le permiten correr largas distancias en muy poco tiempo. Sus tarsos están desprovistos de cola y cuenta con un dedo trasero, lo que le permite agarrar mejor los objetos.

Aves Exoticas

 

Su  cola cuenta con doce plumas. Su cabeza es grisácea y tiene el píleo de color castaño rojizo, con una carúncula rojiza en la zona del rostro que rodea los ojos. Parece ser que los machos tienen tonos más oscuros que las hembras, que en sus partes inferiores son más grisáceas. No obstante, esto no siempre es igual en las subespecies.

Los ejemplares más jóvenes tienen el rostro totalmente cubierto de plumas, mientras que los polluelos recién nacidos cuentan con una cola pequeña que es similar a la que tienen las perdices, con la presencia de un listado rojo en la zona de la espalda.

Se le han reconocido dos subespecies:

  • Megapodius nicobariensis nicobarensis: La cuál se encuentra en las islas centrales de Nicobar.
  • Megapodius nicobariensis abbotti: Reside en las islas sureñas de Nicobar.

¿Algún dato interesante sobre el Talegalo de Nicobar?

Lo cierto es que no se sabe muy bien como esta especie pudo llegar a la isla. Como le sucede al resto de miembros de su familia, es muy mala voladora pero muy buena corredera. Por ello se cree que pudieron ser introducidas por los indígenas que llegaron a la isla y que de alguna forma fueron domesticados por los lugareños. De hecho, en algunas partes de la isla todavía hay quien trabaja con estas aves para domesticarlas.

En su hábitat, esta especie resulta ser bastante discreta. Durante el día se traslada a través de la selva, mientras que por la noche salen por las costas. Generalmente se mueven en parejas o pequeños grupos. Estos grupos pueden etar compuestos por aves de diferentes especias. Si se les perturba, prefieren huir corriendo, aunque pueden acabar intentando volar si están muy nerviosos. Una curiosidad sobre esta ave es que el contacto que realizan lo hacen con llamadas que suenan como risotadas.

Es una especie omnívora que escaba para encontrar su alimento en diferentes tipos de suelos. Se compone de semillas del tipo macaranga peltata, insectos, caracoles, crustáceos y reptiles. También pueden comer gravilla con el fin de ayudar a su estómago a hacer la digestión. En algunas ocasiones también se les ha visto bebiendo agua de lluvia.

Construye grandes montículos para anidar, cerca de las costas, compuestos por arena coralina, conchas y material vegetal que pueda pudrirse con facilidad. Se construyen en terreno abierto o junto a troncos. La época de puesta de huevos se da entre febrero y mayo. El macho puede aparearse con más de una hembra, aunque se han dado casos de algunos ejemplares que en cada época de apareamiento solo lo hacen con una hembra.

La hembra pondrá de cuatro a cinco huevos por montículo, aunque se han registrado casos de hasta diez. Luego los montículos son recubiertos y los huevos son incubados durante unos 70-80 días. Los polluelos ya nacen con plumas y una vez que se han secado pueden volar. Dado que los ejemplares adultos acuden a las costas por la noche, los polluelos pueden unirse a los adultos poco tiempo después de nacer.

amp